Compartir

Share on facebook
Share on linkedin
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email

Potrero Digital. La formación transforma.

La formación en oficios siempre estuvo ligada a las tareas manuales como la costura, la albañilería, la cocina o la carpintería.

Pero el mundo cambió, se aceleró, y la aparición de la crisis global agilizó aún más la llegada de un futuro que ofrecía todo menos seguridad y certidumbre.

Potrero Digital nació a fines de 2018 con la voluntad de ofrecer formación en oficios digitales a chicos con escasas posibilidades. El propósito es ofrecerles la oportunidad de acceder a una formación de calidad y lograr también que la capacitación sea una herramienta para su integración social.

Durante los primeros dos años 200 chicos pudieron acercarse al proyecto para formarse en cursos de Programación, Emprendedorismo, Marketing Digital, Alfabetización Digital y Comercio Electrónico, además de recibir contenidos de Habilidades Socioemocionales e Inglés Digital.

Los cursos, cuatrimestrales y dictados por profesionales de las empresas más reconocidas en sus áreas de expertise, ofrecen a los chicos una certificación que, en poco tiempo, los habilita a insertarse en el mundo laboral, ya sea en una empresa como impulsando un emprendimiento propio.

Y esto no solo cambia la realidad de los alumnos, sino también la de sus familias y su entorno que, al verlos entusiasmarse, aprender, animarse, creer y crecer, comienzan también a pensar que se puede. Porque Potrero no es solo para los que buscan trabajo, es para los que buscan una oportunidad, los que ven el mundo diferente, con nuevas alternativas y necesidades.

La formación en oficios digitales y los trayectos pedagógicos cortos certificados por expertos permiten continuar la especialización. De los 200 alumnos que tuvimos en esos primeros dos años, el 40% hoy cuenta con un trabajo que le permite sostener a su familia, aportar en sus hogares, o poder invertir en materia prima para sus propios proyectos.

A comienzos de 2020, en pleno proceso de inscripciones, la suspensión de clases hizo que Potrero acelerara un proceso que lo llevó a transformarse en 100% virtual. Y valga la paradoja, eso permitió que creciera y se expandiera.

Actualmente, Potrero Digital ha logrado transformarse en aquella red de capacitación digital que quería ser, con alumnos distribuidos a lo largo y ancho del país. El 15 de abril, lanzamos la primera convocatoria de los cursos y superamos las expectativas: 600 personas se capacitaron en el primer cuatrimestre del año y esperamos capacitar a unos 1500 más en este segundo cuatrimestre que está iniciándose.

Para ello, formamos nuevos capacitadores, muchos de ellos exalumnos que comienzan a compartir su aprendizaje. Además, ampliamos las plataformas y las herramientas que requiere ofrecer contenidos digitales a la comunidad de forma remota.

Casi el 90% de nuestros nuevos alumnos de 2020 se acercaron a Potrero por primera vez, tal vez porque la crisis dejó a muchas personas con empleos informales sin trabajo, tal vez porque identifican la necesidad de formarse para un nuevo escenario laboral, tal vez porque por primera vez se animaron….

Potrero quiere ser y es todo eso, un espacio, una red, una oportunidad, un futuro.

Carolina Biquard, Directora Ejecutiva, Fundación Compromiso.

Fundadora Potrero Digital.